Aqui No Se Habla Mal De Venezuela


Para mantenerte al día con esta iniciativa, no olvides seguirme en todas las redes sociales como: @AlvaroRPK

#AquiNoSeHablaMalDeVenezuela // Manifiesto


#AquiNoSeHablaMalDeVenezuela es una iniciativa que surgió como una forma de catarsis a través de las redes sociales, al estar expuesto a entornos donde sentía que el inconformismo y la negatividad estaba dirigiendo la acción y reacción de las personas a mí alrededor. Me considero un optimista crónico, el optimismo es mi forma de vida y pienso que la palabra tiene un increible poder creador.

Esta iniciativa comenzó con una serie de reflexiones posteadas en la red social Instagram y ha transcendido a través de diferentes medios como: conferencias, franelas, material POP e iniciativas privadas a las que se han sumado miles de voluntades en Venezuela y fuera de nuestras fronteras.

Una de las preguntas más comunes que me realizan respecto a este proyecto, es si responde a alguna filiación político-partidista. La respuesta es: absolutamente No. Todo el que sea venezolano, puede identificarse.  El único propósito que hay detrás, es la intención de elevar los niveles de optimismo de cada uno de los venezolanos y hacerlos conscientes de su poder personal, para construir un país donde podamos prosperar, desarrollarnos y vivir en paz. Todas las personas tenemos una simpatía política, pero la campaña no.

La razón por la que decidí emprender este proyecto, es que desde mi labor como Comunicador, siempre he tenido inquietud sobre cómo puedo aportarle algo a mi país más allá de informarlo. Llegó un momento en que tuve la necesidad de explorar otras formas de comunicar. Siento que inspirar a las personas y transmitir optimismo, como un sentimiento que logró salvar mi propia vida, es el mejor aporte que puedo hacer en la construcción de una realidad más favorable para mí y para mi país.

Otra pregunta frecuente que se me realiza, es por qué la expresión está escrita en negativo y no en positivo. La verdad es que #AquiNoSeHablaMalDeVenezuela es una afirmación, no una imposición. Se trata de Programación Neurolingüística inversa. Me ha parecido importante ayudar a detener la ola de desarraigo y desprecio por Venezuela, que –desde mi perspectiva- se activó especialmente desde el año 2014, entre los propios venezolanos.

Y la duda más común: ¿No hablar mal de Venezuela significa ignorar los problemas que tiene el país? Absolutamente No. Pero no podemos definir al país a partir de coyunturas o momentos difíciles. Las crisis económicas, sociales y culturales, son coyunturales. No se puede definir un país por las personas que obran mal, que destruyen o hacen daño. Nuestro problema de percepción –desde mi punto de vista- obedece a que la gente buena, que trabaja, estudia y construye, no sale en la primera página de las noticias, lo que crea una matriz de opinión favorable a creer que el país está definido por aquellas personas ruidosas y alarmantemente peligrosas.

Estoy convencido que los venezolanos tenemos valores y principios intactos –aún- que realmente definen a la mayoría, como por ejemplo nuestra fuerza emprendedora. Fortalecer este y otros valores, pienso que es la clave para crear una realidad más favorable.

Eso no significa ser chovinistas. Se trata de escoger al optimismo, como una alternativa, un filtro a través del cual interpretamos todo lo que nos sucede.


El tiempo dirá hasta dónde durará esta campaña, probablemente hasta el momento en que no haga falta repetirlo más. 

¿Cómo te puedes sumar?

Hay muchas formas. Escríbeme con tus ideas a mi correo: alvaroRPK@gmail.com y te digo como.

Síguele la pista a nuestra campaña en Instagram: