Cómo convertirte en una persona más productiva

#EmprendedorYo Estoy convencido que una de las razones de las tragedias por las que atraviesa el mundo, llámese terrorismo, pobreza, discriminación y detrás de ello emociones negativas como el egoísmo, la sensación de escasez, la envidia entre otras, es la proliferación de mentes NO enfocadas en la productividad, en la posibilidad que tenemos todos de construir y sumar, en lugar de dividir o quejarnos.

 ¿Qué puedes hacer desde hoy para convertirte en alguien más productivo?

1- Ejercítate. Al principio será difícil si no has construido el hábito, pero en la medida en que lo realices, no solo te invadirá una gran sensación de bienestar y energía, sino que el cuerpo lo demandará.

2- Organízate.  Haz una lista de actividades mensuales, semanales y diarias. Intenta cumplirlas una a una con flexibilidad, pero con disciplina. En la medida de lo posible, escribe todo esto, ya sea en una agenda física o electrónica. En la noche, revisa las actividades pendientes para el día siguiente.

3- Medita. Los empresarios más exitosos del mundo, entre ellos Bill Gates, Steve Jobs y Carlos Slim, adoptan el hábito de meditar, más que como una tarea, una necesidad, pues esta abre la puerta de la creatividad y la tranquilidad que todos necesitamos para ser exitosos en cualquier cosa que nos propongamos.

4- Delega. Y hazlo partiendo de la buena fe de tu equipo. Las personas más productivas del mundo, saben que no pueden hacerlo todo solos, confían en otros y dejan que estos hagan su trabajo.

5- Descansa. Tómate un tiempo de ocio, para ver una película, ir a la playa o hacer algo que te produzca placer. Está comprobado que las personas que se convierten en esclavas de su trabajo, son más propensas a sufrir enfermedades y accidentes laborales, que aquellos que tienen la habilidad desconectarse.

6- Come bien. No te saltes las comidas, no consumas nada en exceso. Equilibra tu organismo y entiende que el acto de comer, es mucho más que llenar el estómago. Debe darte placer y también la energía necesaria para que el cuerpo y la mente se mantengan en permanente estado de creatividad.

7- Lee. Alimenta tu mente con información productiva y útil. Contrasta tu punto de vista con autores distintos y abre tu mente a un universo de nuevas posibilidades.