Las mentiras ¿buenas o malas?


Por: Francisca Gamboa // @Francisgg9190 -  Mentir es igual a omitir, seguramente has escuchado el refrán que dice “las mentiras tienen patas cortas” o quizás “la verdad a medias siempre es una mentira completa” pero ¿Por qué mentir? el ser humano busca...
...encajar en un mundo irreal, ya sea de forma consciente o inconsciente intenta omitir la verdad, esa realidad que a bien o a mal le ha tocado vivir.

Desde niños nos enseñan a decir la verdad, pero es natural que nuestra salud mental se altere al juntarse emociones como el miedo, la desconfianza o incluso la venganza que ponen en riesgo ese valor tan importante como lo es la honestidad, esa cualidad humana que consiste en actuar de forma justa tal cual como se piensa o se siente. Es decir, existen dos formas de reaccionar ante las circunstancias, tú decides si falsear la realidad o hacerle honor a la verdad. 

La gran mayoría de las personas que mienten, buscan crear una realidad paralela aparentemente satisfactoria, por ello para mantenerla deben ser cómplices de sus pensamientos que buscan beneficios secundarios sin importar el daño que puedan causar a otros. Entonces, surge la interrogante las mentiras son ¿buenas o malas?, en definitiva mentir es sinónimo de engaño, y en realidad la misma persona que la inventa es la más afectada, pues su esencia expone un grado de maldad o debilidad, tal vez sea mínimo, pero siempre será juzgada sin importar el contexto. 

Lo cierto, es que mentir puede ser útil, sin embargo no permitas se vuelva costumbre, siempre analiza si es totalmente necesario hacerlo para que no resulte contraproducente. Si identificas constancia en este acto, probablemente lo haces para no salir de tu zona de confort, por ello debes analizar tus temores e inseguridades para comenzar una reinvención coherente con tus valores y expectativa de vida. 

A continuación te doy unos consejos para detectar cuando alguien miente, en general son síntomas corporales, de acuerdo con la perspectiva del psicólogo Javier Romero, uno de los fundadores de WebPsicólogos, proyecto de psicología online: 
No mirarte a la cara.
Sudar.
Sequedad de garganta (toser y carraspear mucho).
Moverse “nerviosamente”.
Tocarse la nariz y la cara.
Ser incongruente entre lo que dice y su expresión corporal. 
Mirar a la derecha es síntoma de mentir (al revés en zurdos, normalmente). Cuando nuestro cerebro recupera información almacenada, normalmente nuestros ojos se mueven hacia la izquierda, en cambio, cuando la parte de nuestro cerebro que se activa es la parte creativa, los ojos suelen dirigirse hacia la derecha.

En tal sentido, si tienes la intención de mentir debes cuidar el lenguaje vaya conectado con el cuerpo para ser convincente, y si queda en descubierto puede atribuir lo que dijo a un olvido, o a que no entendió la pregunta y por eso hizo mal uso de las palabras.